Reflexiones para ti

24 agosto 2021

No podemos vivir evitando la propia vida. Llega un momento en el que hay que dejar de mirar atrás, dejar de pensar en lo que pudo haber sido, en lo que debería haber hecho, el momento de abandonar los ojalás y los lamentos. Llega un momento en que hay que pasar página para comenzar con un nuevo capítulo. A veces es la mejor forma de comenzar algo mejor, cerrar la mente al pasado y abrir el corazón al futuro. No podemos pasarnos la vida esperando el momento ideal.

Una buena vida no depende de lo que hemos viajado o de su duración, sino del uso que hacemos de ella. Hay personas que han vivido muchos años y no por eso han tenido mucha vida. Puede que hayan pasado gran parte de la vida a la espera de ser vivida, tal vez esperando otro momento supuestamente mejor. Mientras, algunos que han vivido menos pueden haber vivido mucho más aunque no se haya movido del mismo lugar, porque han vivido intensamente con más sentido y propósito. “La vida pasa a la espera de ser vivida”.

Estamos pasando un periodo de tiempo a causa del COVID donde la incertidumbre y el constante cambio están presentes, lo cual genera una preocupación y un nivel de estrés para el que no nos han preparado. Nadie nos ha educado para comprender y manejar nuestras emociones. A casi todos nos han educado en el desconocimiento de nosotros mismos. Pensamos que los logros externos son la solución de nuestros problemas, pero por mucho que cambien las cosas por fuera, si no cambiamos por dentro todo seguirá igual.

Nos pasamos gran parte de nuestra vida sacrificándonos para asegurar un futuro mejor, y así no logramos vivir ni disfrutar plenamente del presente, porque estamos trabajando y preparándonos para vivir mejor más adelante. Parece como si para disfrutar ahora tuviésemos que tener lo que aún no tenemos, lo que no está en nuestro alcance, y así nos convertimos en esclavos de aquello que perseguimos.  

La cuestión es aprender a estar más centrados, más en paz, ser capaz de disfrutar más del presente, para que no se me escape la vida esperando a vivirla.

“La vida te está esperando, pero no la hagas esperar demasiado, porque pasa más rápido de lo que imaginas” (Javier Iriondo).

Sígueme en redes sociales y forma parte de mi comunidad digital:

INSTAGRAM / FACEBOOK

No hay comentarios

Escribe un Comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies